jueves, 9 de diciembre de 2010

J.S.A.

J.S.A. es una de las primeras películas de Park Chan Wook. Con la ambición de la inocencia, se atreve con una historia que narra las accidentadas relaciones entre unos soldados de las dos Coreas.


La película, más que polémica, pretende ser tierna y humana. Mantiene la tensión gracias al trasfondo militar de la peligrosa frontera, que supone una permanente amenaza para quien no participe de un odio institucionalizado.

Los actores occidentales están horribles, los coreanos cumplen y Song Kang Ho, como siempre, se sale. Tiene una escena magnífica, que merece disfrutarse en versión original, ofreciendo un espectáculo de aleccionamiento militar norcoreano que pone el pelo de punta.


La película es muy conocida en Corea, ya todo un clásico hasta con figuritas a las que ni yo me he podido resistir, y que inmortalizan escenas que son poco menos que símbolos de la tortuosas relaciones intercoreanas.



Pero creo que la película, en el fondo, no trata del conflicto político. Es sólo el inicio de Park Chan Wook en su reflexión sobre las relaciones humanas en las condiciones que en cada momento las envuelven.

No hay comentarios:

Publicar un comentario