miércoles, 29 de septiembre de 2010

Sympathy for Mr. Vengeance

Aunque "Oldboy" es un título de culto y la cinta más conocida de Park Chan-Wook, mi película favorita de este autor es "Sympathy for Mr. Vengeance", la cual recomiendo siempre que tengo oportunidad.


Una reflexión sobre los conflictos dramáticos en las relaciones humanas, paradójicamente propiciados por el amor y que atraen sobre sí la maldición del odio. Personajes inocentes y culpables al mismo tiempo, víctimas y verdugos resultado de dramas que acaban escapando al control de los protagonistas. Un ciclo infinito de compasión y venganza, del que esta historia sólo toma un fragmento.

Como en "La Naranja Mecánica" -salvando las diferencias-, el torbellino de sensaciones es demoledor. Uno no sabe si debe reírse, escandalizarse, sentir pena, odio... o todo a la vez. La historia, en este caso, es mucho más cuerda que en la película de Kubrick, pese al creciente descontrol de odios y actos terribles.

Song Kang-Ho, para mí uno de los mejores actores del mundo, vuelve a desencajar las articulaciones de su personalidad para darle forma a otro genial personaje. Pero es en Shin Ha-Kyun sobre el que recae la mayor carga dramática, resolviendo la papeleta con bastante éxito.

"Oldboy", "Sympathy for Mr. Vengeance" y "Sympathy for Lady Vengeance" conforman la trilogía de la venganza de Park Chan-Wook. El amor y el odio, parece ser, están condenados a ser compañeros inseparables.

No hay comentarios:

Publicar un comentario