martes, 2 de febrero de 2010

Esteganografía recursiva

No fueron los primeros, pero 500 años antes de Cristo los budistas decían que el mundo de las percepciones era una ilusión tras la que se escondía la realidad, a la cual estábamos conectados desde lo más profundo de nuestras conciencias.

Según esta forma de pensar todos formamos parte de una colosal unidad de la que nunca nos separamos, a pesar de las ilusiones de este mundo.


Incluso desde esta fraternal naturaleza última del ser humano, la felicidad en el mundo aparente sólo es posible desde el egoísmo, dado que la vida se mueve por conflictos que no son resolubles, sino sólo cambiantes. La libertad de un individuo se interpone en la de otro y la convivencia pacífica resulta ser una utopía.

La realidad virtual es una opción a valorar como acercamiento a la auténtica libertad. Sería interesante una virtualización donde cada uno pudiese hacer uso de su libertad en el sentido más amplio. La interacción virtual con los demás sería lo de menos mientras no hubiese conflictos.

Pero nadie querría sustituir su vida por una virtualidad que no fuese creíble, casi indistinguible de la realidad.

Ese "casi" es la salvación. Porque tampoco nadie querría dejar de estar conectado con la realidad; después de todo, cualquiera temería que la virtualización degenerase en pesadilla. Y por supuesto, el "casi" debería ser muy sutil o la virtualidad perdería sentido.

Así pues, el escenario sería el de un mundo "virtual" donde sólo un hilo de nuestra conciencia permanecería conectado a la realidad, ahora habitada por una humanidad durmiente que se desconoce.

Espera, ¿no es ese el mundo según los budistas?

3 comentarios:

  1. Interesante entrada, con más información de la que está explícitamente puesta.
    Sobre lo que comentas, en la película de "Los Sustitutos", el trasfondo es casi igual al que comentas, las personas controlan unos robots que son los sustitutos, que son básicamente recreaciones humanas 'a medida' por lo que cada uno adopta la forma externa de lo que quiere ser. Ahí se apoya la idea de que si de verdad existiera eso, la inmensa mayoría de la gente utilizaría estos avatares para gran parte de las acciones diarias, quedando relegado el uso de su cuerpo físico solamente para las acciones más rudimentarias y básicas como comer, hacer sus necesidades o dormir.
    Al fin y al cabo, a la gran mayoría de las personas, si les das una vía de escape o algo para evadir la realidad dura del día a día lo acabaría aceptando, y yo creo que no quedaría ni ese "casi" que comentas tú, puesto que las personas se acostumbran muy pronto a lo cómodo.

    Te aconsejo que te veas la película si aun no lo has hecho pues, aunque el argumento no está del todo mal, la conclusión final y sobre todo el trasfondo que te he comentado están realmente conseguidos, y es algo que la gente no ha sabido ver.

    ResponderEliminar
  2. Por cierto Natres, el de antes soy yo. XD

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias por tu comentario y por tu recomendación ;)
    Mira que tuve interés en ver esa película, pero no pude hacerlo en su momento y me olvidé de ella. Ahora que me la has recordado me la apunto en mayúsculas porque el tema realmente me interesa.

    ResponderEliminar